Saltar al contenido

Brother MFC-J491DW: mis opiniones usando 1 año esta impresora

brother mfc-j491dw
masculinea Soy el informático ninja. Mi corazón es un procesador, mi cerebro un disco duro, mis venas son cables. Mi senda es internet y mi destino reseñas y comparativas honestas.
Actualizado en octubre, 2020

Oye, ¿pensando en comprar la impresora Brother MFC-J491DW? te lo analizo a fondo después de 1 año.

Pero empecemos por el final: la conclusión.

¿La recomiendo? sí, es de las mejores impresoras de Brother que tengan Wifi.

Pero vayamos por partes.

¿Dónde comprar Brother MFC-J491DW?

Ventajas
  • Escaneado rápido.
  • Pantalla táctil fácil de usar.
  • Alimentador automático de documentos capaz de plegarse.
Desventajas
  • Velocidad de impresión lenta.
  • No está a la altura de la competencia.
  • Impresión con colores apagados.

Brother-MFC-J491DW impresora

El mercado de las impresoras es muy competitivo.

Si comparas una impresora fabricada hace 15 años con una moderna, es impresionante cuánto han cambiado.

Las impresoras actuales tienen media docena de métodos de conexión. Además, muchas incluyen de forma estándar características que en su día estaban reservadas a la gama alta, como la impresión automática por ambas caras.

Multifuncionales

Virtualmente todas ellas se pueden usar como fotocopiadora, escáner o máquina de fax.

Cuando analizas cada una de estas mejoras de forma individual, no son muy impresionantes. Pero al considerarlas en conjunto, dan lugar a una experiencia de impresión mucho más fluida.

Se trata de características que te evitan frustraciones en la instalación, o que llegues a una situación en la que tus documentos no se impriman de forma aleatoria.

Las frustraciones relacionadas con las impresoras son especialmente molestas porque nunca pasan cuando vas a imprimir un dibujo divertido para ponerlo en tu nevera.

Por contra, ocurren cuando estás intentando crear documentos para el trabajo, cuando estás terminando un trabajo importante para clase o en cualquiera del resto de circunstancias en las cuales la presentación es importante.

La Brother MFC-J491DW parece que tiene todo lo que necesitas de un dispositivo multifunción para una oficina doméstica.

La Brother MFC-J491DW no es un mal modelo, pero existen alternativas mucho mejores en este rango de precios.

En concreto, este compacto equipo de inyección de tinta combina una impresora, un escáner, una máquina de fax y una fotocopiadora, y se puede conectar a una red inalámbrica.

brother mfc-j491dw

Además, es capaz de imprimir automáticamente por ambas caras, y su alimentador automático de documentos con capacidad para 20 hojas es de gran ayuda a la hora de fotocopiar y mandar por fax documentos de varias páginas.

Sin embargo, en la práctica no es tan convincente.

Impresora multifunción inalámbrica de inyección de tinta Brother MFC-J491DW

Brother-MFC-J491DW cartuchos

La Brother MFC-J491DW es un reflejo de lo que la gente puede esperar de una impresora para oficina doméstica con un precio modesto.

Se trata de una impresora multifunción completamente inalámbrica, por lo que soporta las funciones de fotocopiado, escaneado y fax.

Y dentro de su carcasa de aspecto anodino ofrece una gran calidad de impresión con la fiabilidad que cualquiera espera de una impresora.

Todo ello con un tamaño que no hace que resulte difícil de instalar en una oficina pequeña. Así que es fácil ver el motivo por el que Brother decidió actualizar la MFC-J491DW.

Diseño y construcción

Brother-MFC-J491DW diseño

La Brother MFC J491DW utiliza un diseño bastante estándar con unas dimensiones de 40 x 34,1 x 17,2 centímetros, que entra dentro de lo normal para una impresora para oficinas domésticas.

Peso

Tiene un peso de unos 8,3 kilos. Por lo tanto, es pesada para ser una impresora de inyección de tinta, pero esto no debería suponer un problema, ni siquiera para un carro de impresión endeble.

Tradicionalmente, uno de los puntos débiles de las impresoras de inyección de tinta era su reducida capacidad de hojas.

Pero en este caso, la capacidad de 100 hojas es bastante generosa en relación a la típica impresora de inyección de tinta para oficinas domésticas.

De hecho, esa cantidad es más o menos el doble de la que suelen ofrecer muchas impresoras de inyección de tinta con un tamaño similar.

Velocidades de impresión y rendimiento

Brother-MFC-J491DW pantalla

Sin embargo, si hay un aspecto en el que las impresoras de inyección de tinta no destacan es en la velocidad de impresión. La Brother MFC-J491DW alcanza 12 ppm (páginas por minuto) para documentos monocromos y 6 ppm a color.

Estas cifras son bastante normales para muchas impresoras de inyección de tinta de todo tipo de marcas y precios.

Así que si no quieres invertir en una impresora láser, tendrás que acostumbrarte a estas lentas velocidades de impresión.

Pero por suerte, no tendrás que soportar estas velocidades durante mucho tiempo o de forma habitual. Y es que gracias al alimentador automático de documentos, podrás dejar que la impresora haga su trabajo.

Alimentador

Este alimentador tiene una capacidad máxima de 20 hojas, que no es precisamente una capacidad a nivel industrial. Sin embargo, sí que es adecuado para una impresora con este rendimiento.

Por si esto fuera poco, la Brother MFC J491DW soporta impresión automática por ambas caras para que puedas ahorrar papel.

Esto resulta fantástico para tu presupuesto, es genial para el medio ambiente, permite lograr un acabado profesional y no supone ningún esfuerzo añadido.

De hecho, ésta es una buena descripción para esta gama de impresoras de Brother, aunque hay algunas otras cosas que debes tener en cuenta.

Análisis de la Brother MFC-J491DW: características

La ruidosa y flexible bandeja de papel de 100 hojas es la desventaja más evidente, pero hay otros aspectos que deben pulirse en comparación con otras impresoras multifunción.

Depósitos

Los depósitos de tinta no tienen ningún sistema físico para evitar que insertes el color incorrecto en caso de no prestar atención.

Ahora bien, este modelo también tiene buenos detalles: el alimentador automático de documentos se pliega sobre el panel superior cuando no lo estés usando.

Podrás controlar la impresora usando una compacta pantalla a color con botones convencionales.

Esta solución es menos pulcra que una pantalla táctil pero sigue siendo fácil de usar. Por otro lado, la Brother MFC-J491DW suele tomarse las cosas con más calma que tú.

Velocidades

En concreto, imprime la primera página de texto en sólo diez segundos, pero sólo alcanzó 10,9 ppm (páginas por minuto) durante una prueba de 25 páginas, subiendo a 13,9 ppm en modo borrador.

Además, con una velocidad de 2,6 ppm, los gráficos a color se imprimían con lentitud. De hecho, esta cifra bajaba hasta 1,8 ppm al imprimir por ambas caras.

Por otro lado, las copias en blanco y negro por una cara tardaban 17 segundos, y el doble en el caso de copias a color.

Usando el alimentador automático de documentos, fotocopiar un documento en blanco y negro de diez páginas por una cara tardó dos minutos y medio, y algo menos de tres minutos a color.

Velocidad de escaneo

En comparación, la velocidad de escaneo era bastante rápida: una imagen A4 a 150 ppp (puntos por pulgada) tardó 14 segundos.

E incluso fue capaz de escanear una detallada fotografía de 10 por 15 centímetros a 1.200 ppp en menos de un minuto.

Por desgracia, las pruebas que hice no fueron nada impresionantes.

La calidad del texto impresa en papel normal era buena, pero a los gráficos les faltaba intensidad, ya que tenían un aspecto un poco lavado.

Por otro lado, las fotocopias en blanco y negro tenían una calidad aceptable, pero las copias a color quedaban más apagadas que los originales. Además, la mayoría de las impresiones de fotos sufrían el mismo problema.

El escaneado también resultó algo decepcionante, ya que las imágenes tenían un enfoque nítido pero perdían detalle en las sombras oscuras.

Conectividad

Brother-MFC-J491DW conectividad smartphone

Otra cosa a favor de este modelo es que la Brother MFC-J491DW ofrece unas opciones de conectividad bastante versátiles.

Conectividad estándar

Ofrece conectividad inalámbrica. Eso sí, habrá usuarios a los que les interese saber que utiliza el estándar 802.11bgn.

Por lo tanto, no utiliza lo último en este sentido.

Aunque no hay ningún motivo para usar el estándar AC en una impresora, siempre y cuando no intentes imprimir mediante Wi-Fi Direct desde un kilómetro de distancia.

La incorporación de Wi-Fi Direct te permitirá conectarte e imprimir desde dispositivos inalámbricos sin necesidad de pasar por una red Wi-Fi diferente.

De esta manera, podrás conectarla en cuestión de segundos a un dispositivo móvil como un portátil o un smartphone.

Y eso hace que sea mucho más sencillo empezar a imprimir para personas que se acaben de unir a tu red, o para dispositivos que añadas por primera vez.

Conectividad USB

Además, como cabe esperar para muchos, también podrás conectarla e imprimir trabajos mediante un puerto USB.

Sin embargo, la mayor variedad de opciones de conectividad se encuentra en su soporte de servicios en la nube.

Además, podrás usar la aplicación Brother Cloud en caso de que no dispongas de tu propio servicio en la nube.

Si prefieres uno en concreto, te alegrará saber que Brother incluye soporte nativo para los más importantes. De esta manera, ofrece soporte para Google Cloud Print, Mopria, OneDrive, EverNote, Dropbox, Box, AirPrint y algunos más.

Y este soporte para servicios en la nube no es precisamente básico. De hecho, podrás imprimir directamente desde la nube o escanear hacia ella.

Esta interacción directa con los servicios en la nube contribuye a hacer que la Brother MFC-J491DW sea muy fácil de usar.

Así que interacciones pequeñas que normalmente supondrían 30 segundos con otra impresora, con ésta se pueden completar en 15 segundos.

Esto no supone una gran diferencia hasta que se multiplica por cientos o miles de impresiones, pero es algo que se puede notar cada vez que interaccionas con la Brother MFC-J491DW.

Facilidad de uso

Brother-MFC-J491DW recarga papel

Lo más importante de una impresora es que funcione. Debe funcionar bien. Pero no deberías tener que estudiar una ingeniería informática para instalar una impresora y usarla de forma fiable.

Fácil de instalar

Por suerte, Brother es junto con HP uno de los fabricantes que ofrece las impresoras más fáciles de instalar del mercado.

Cuando utilizas una impresora con muchas funciones, como la Brother MFC-J491DW, necesitarás más control que un botón grande y rojo que ponga “imprimir”. Por esto la parte frontal de la MFC-J491DW incluye un teclado alfanumérico, cursores, teclas de función de colores y otros botones para características concretas.

Por suerte, todas estas teclas están colocadas de forma intuitiva y bien etiquetadas.

Un completo novato podría llegar a averiguar cómo se realizan incluso las operaciones más avanzadas que ofrece esta impresora sin llegar a recurrir al manual de usuario.

Pantalla

Esto es posible gracias a la pantalla a color de 1,8 pulgadas, que contribuye a simplificar un diseño exterior algo intimidatorio.

En concreto, al pulsar en las distintas opciones y configurar los ajustes de impresión, en la pantalla aparecen de forma clara las instrucciones relacionadas.

Esto hace que resulte muy sencillo navegar por los menús o conectar tu impresora directamente a la nube.

En general, la Brother MFC-J491DW es increíblemente fácil de instalar y de usar.

Si tú u otra persona conectada a la red necesitáis usar las opciones más avanzadas de forma habitual, no es deseable que eso requiera un montón de aprendizaje.

En este sentido, no conviene que sea necesario memorizar complejos patrones de botones para navegar por los menús de impresión, y tampoco querrás tener que asistir a un seminario sólo por querer hacer algo un poco más complicado que imprimir un documento estándar en blanco y negro.

Pues bien, este tipo de accesibilidad es lo que más destaca de la Brother MFC-J491DW.

Tinta y papel

La tinta de las impresoras de inyección puede llegar a ser cara. Sin embargo, la Brother MFC-J491DW utiliza cartuchos de alto rendimiento para ayudar a reducir los costes.

Cartuchos

En concreto, con este modelo podrás usar cartuchos auténticos de Brother, tanto en su versión estándar como de alto rendimiento.

Los costes de tinta acabarán suponiendo una parte importante de tus gastos.

Pero si quieres impresiones de calidad y estás dispuesto a pagar por ellas, no tienes alternativa a las impresoras de inyección de tinta, sobre todo para documentos a color.

Uno de los aspectos más intimidatorios de usar una impresora siempre ha sido tener que abrirla para cambiar la tinta.

Reemplazar cartuchos

Curiosamente, reemplazar los cartuchos de Brother resulta especialmente sencillo gracias a su diseño que emite un chasquido al insertarlos.

Además, los cartuchos se pueden sustituir de forma individual, lo cual resulta cómodo y económico.

De esta manera, Brother ha conseguido convertir un proceso intimidatorio en algo tan sencillo como cambiar un cepillo de dientes.

En lo que respecta a los soportes de impresión, la Brother MFC-J491DW acepta los tamaños estándar más habituales. Por lo tanto, hay poco que decir respecto a la compatibilidad con los distintos soportes.

Sin embargo, merece la pena destacar que Brother tiene un programa de reciclaje para sus cartuchos auténticos. Sólo tendrás que mandárselos y ellos los reciclarán de forma gratuita.

Rompe los tópicos sobre la inyección de tinta

Las impresoras de inyección de tinta poseen sus propias ventajas y desventajas. Son geniales para fotos e imágenes porque permiten una mezcla gradual de los colores.

Además, prácticamente carecen de un periodo de calentamiento entre tareas de impresión.

Reusables

Por otro lado, los cartuchos de tinta se pueden reutilizar, y estas impresoras tienen a ser más pequeñas que sus contrapartes láser.

Pues bien, la Brother MFC-J491DW es un ejemplo excelente de todas estas fortalezas.

En lo que respecta a los puntos débiles, las impresoras de inyección suelen usar una tinta cara.

Además, la naturaleza al agua de la tinta hace que los documentos impresos sean susceptibles a estropearse en caso de entrar en contacto con el agua.

No sólo eso, sino que estas impresoras son más lentas que las láser.

Por lo tanto, si quieres imprimir 30 páginas por minuto en blanco y negro, tendrás que buscar otras alternativas.

Otras cosas a tener en cuenta

Brother está trabajando para añadir características nuevas a la Brother MFC-J491DW, como la posibilidad de aceptar Amazon Dash.

Cuando esto se encuentre implementado, podrá detectar que los niveles de tinta estén bajos y realizar pedidos a Amazon antes de que se te acaben.

De esta manera, podrás recibir los cartuchos de recambio sin que debas preocuparte de suscripciones o gastos de cancelación.

Además, podrás configurarlo todo para que sólo tengas que pagar por lo que realmente necesites. Así que se trata de una función bastante cómoda.

Y como está basada en software, cualquiera que tenga una Brother MFC-J491DW podrá acceder a ella en cuanto esté disponible.

Mejor calificada

Brother ha sido valorado como el fabricante número uno por fiabilidad durante casi una década.

No sólo eso, sino que esta empresa ofrece soporte gratuito por teléfono y mediante el servicio de chat en directo de su página web.

Y además de eso, las impresoras de Brother incluyen una garantía de un año.

¿Quién debería comprar la Brother MFC-J491DW?

Teniendo en cuenta la cantidad de características que han ido incorporando las impresoras en los últimos años, cada vez es más sencillo encontrar una buena.

De hecho, siempre que optes por una marca fiable y que entiendas las características del modelo que vas a comprar, es difícil meter la pata. En este sentido, Brother es una de las marcas más fiables de este sector.

Tanto Brother como HP hacen impresoras fantásticas, pero el sistema de cartuchos más sencillo que utiliza Brother supone unas ventajas bastante notables en lo que respecta al coste de la tinta.

En pocas palabras, es justo afirmar que la Brother MFC-J491DW es una opción excelente para empresas pequeñas y oficinas domésticas.

No está pensada para volúmenes de impresión elevados, ni para que la usen una docena de trabajadores distintos. Pero para una empresa pequeña, tiene prácticamente todo lo que cabría esperar.

Eso sí, la carencia de conectividad Bluetooth es algo a tener en cuenta si vives en un lugar en el que haya saturación de tráfico Wi-Fi. Pero si sabes lo que necesitas en una impresora, la Brother MFC-J491DW es una buena recomendación para casi cualquiera.

Veredicto sobre la Brother MFC-J491DW

En general, la Brother MFC-J491DW no tiene nada malo, pero tampoco sobresale en nada. Por este precio, se trata de un modelo que no está lo bastante pulido como para ser competitivo.

Así que lo mejor será que te gastes tu dinero en otra impresora distinta.

Especificaciones de la Brother MFC-J491DW
Máxima resolución de impresión 6.000 x 1.200 ppp
Dimensiones 400 x 341 x 172 milímetros
Capacidad de papel Bandeja de 100 hojas
Coste por página (monocromo estándar) 2,9 céntimos
Peso 8,3 kilos