Saltar al contenido

Kingston SSD A400: opiniones después de 1 año con este disco duro interno

Kingston SSD A400 opiniones
masculinea Soy el informático ninja. Mi corazón es un procesador, mi cerebro un disco duro, mis venas son cables. Mi senda es internet y mi destino reseñas y comparativas honestas.
Actualizado en octubre, 2020

Oye, ¿pensando en comprar el disco duro interno Kingston SSD A400? te lo analizo a fondo.

Pero empecemos por el final: la conclusión.

¿Lo recomiendo? Sí. De hecho es de los internos SSD que más me gustan.

Pero eh. Vayamos por partes.

¿Dónde comprar el Kingston SSD A400?

Ventajas
  • Rendimiento sólido.
  • Precio de venta muy bajo.
Desventajas
  • Otras unidades algo más caras ofrecen un mejor rendimiento.
  • Carece de accesorios.

Si hoy en día no estás utilizando una unidad SSD en tu portátil o tu PC de sobremesa, definitivamente te estás perdiendo mucho.

Hay muy pocos motivos por los que no comprar una de estas unidades, incluso aunque tu presupuesto sea ínfimo.

Usuarios casuales

En la gama más baja del mercado, 120 o 240 GB de espacio de almacenamiento son más que suficientes para usuarios casuales, y las ventajas de una unidad SSD en cuanto a velocidad compensan la mayor capacidad de un disco duro.

Tu PC se encenderá y se suspenderá con rapidez, los programas se ejecutarán sin que tengas que esperar.

La mayor velocidad de respuesta hará que seas más productivo en general.

Kingston es una de las empresas que ofrecen unidades SSD con una capacidad razonable y al precio más bajo posible.

En este sentido, compite con WD, Adata, Samsung, Zotac y Trascend.

Sin embargo, lo curioso es que sigue una estrategia doble con la gama A400 y la UV400. Ambas poseen especificaciones muy parecidas y cuestan prácticamente lo mismo, pero aun así tienen algunas diferencias de las que hablaré después.

Así que a continuación probaré el modelo de 240 GB del Kingston SSD A400 para ver si cumple con lo prometido y para comprobar qué es lo que puedes esperar de él de forma realista.

Especificaciones y características del Kingston SSD A400

El Kingston SSD A400 es una unidad SSD SATA estándar de 2,5 pulgadas, pero nada más echarle un vistazo podrás adivinar que está enfocada al mercado de los componentes básicos.

Kingston SSD A400 empaquetado

Para empezar, viene empaquetado de la forma más sencilla que he visto jamás: un delgado blíster de cartón y plástico.

No posee acolchado, aunque para ser justo, las unidades SSD no son muy susceptibles a los daños durante el envío.

Además, el Kingston SSD A400 no incluye ningún accesorio adicional: ni cable SATA, ni tornillos, ni elevador adhesivo. Lo que resulta poco sorprendente, ya que este tipo de unidades suelen estar enfocadas a mejorar el hardware de un ordenador.

Grosores

De todas formas, un elevador ayuda a que las unidades de 7 milímetros de grosor quepan en bahías diseñadas para discos duros de 9,5 milímetros, como las de los portátiles antiguos.

El Kingston SSD A400 propiamente dicho no es más que una caja de plástico con el logotipo de Kingston grabado en su superficie.

También posee una pequeña pegatina en la parte trasera con toda la información legal obligatoria.

El aspecto no importa en el caso de una unidad SSD interna, pero da la sensación de que Kingston ha recortado todo lo posible para reducir al máximo el precio. Es posible comprar un Kingston SSD A400 con capacidades de 120, 240 o 480 GB.

Rendimiento

En lo que respecta al rendimiento, estos tres modelos ofrecen 500 MBps para lecturas secuenciales, pero posee distintas velocidades de escritura: 320, 350 y 450 MBps, respectivamente.

Como era de esperar, utiliza memoria flash TLC plana. En cuanto a la capacidad tras formatear mi unidad de 240 GB, era de 223,44 GB.

El valor TBW (terabytes written, es decir, terabytes escritos) proporciona a los compradores una idea de la vida útil que pueden esperar de una unidad SSD.

Pues bien, en el caso del Kingston SSD A400, los valores son de 40, 80 y 120 TB respectivamente para las tres capacidades disponibles.

Además, Kingston especifica que estas unidades logran un millón de horas de tiempo medio entre fallos, lo cual resulta más que adecuado para un dispositivo de consumo. Además, cada unidad incluye una garantía de tres años.

Una de las cosas que contribuye al bajo precio del Kingston SSD A400 es que no se especifica el controlador exacto que utiliza, ya que podría cambiar en futuras revisiones.

Lo único que dice la hoja de especificaciones es que utiliza un “controlador de dos canales”.

Cuatro canales

Pues bien, ésta es la diferencia clave entre el modelo A400 y el UV400: Kingston especifica que el segundo utiliza un controlador Marvell 88SS1074 de cuatro canales.

El UV400 está disponible con una capacidad de 960 GB, y todas las capacidades poseen tanto una velocidad como un valor TBW lmayores que sus A400 equivalentes.

El consumo de energía del Kingston SSD A400 es de 0.195 vatios cuando la unidad está inactiva y de 0,279 vatios bajo condiciones de uso promedio.

Por lo tanto, dicho consumo es relativamente bajo, por lo que esta unidad es una buena opción para usuarios de ordenadores portátiles. Además, la temperatura de funcionamiento puede oscilar entre los 0 y los 70 grados Celsius.

Pruebas

Para hacer las pruebas, enchufé el Kingston SSD A400 a un ordenador con un procesador AMD Ryzen 5 1600 con una placa base Asus ROG STRIX X370-F Gaming, 16 GB de RAM DDR4 de marca Corsair funcionando a 1600 MHz, y una tarjeta gráfica MSI Nvidia GeForce GTX 1060 OC con 6 GB de memoria.

Rendimiento del Kingston SSD A400

Como es habitual, utilicé CrystalDiskMark para probar el rendimiento del Kingston SSD A400.

resultado Kingston A400

Las velocidades de lectura y escritura secuencial fueron de 555,9 y 507,2 Mbps respectivamente al usar una cola con una profundidad de 32, la cual satura el controlador SSD para obtener la máxima eficiencia posible.

Estos resultados son superiores a los publicados por Kingston, pero son más indicativos del escenario más favorable posible. Por su parte, las velocidades de lectura y escritura aleatoria fueron de 321,9 y 310,2 Mbps respectivamente.

Sin la ventaja de la profundidad de la cola, las velocidades de lectura y escritura secuencial del Kingston SSD A400 fueron de 502,1 y 490,6 Mbps. Por su parte, las velocidades aleatorias fueron de 25,38 y 86,67 Mbps respectivamente.

En cualquier caso, siguen siendo unos resultados fantásticos y el rendimiento es mucho más elevado del que se obtendría con un disco duro giratorio.

Por otro lado, las pruebas de sistema de archivos y de disco físico de SiSoft SANDRA arrojaron unos resultados similares.

En general, los resultados son un poco inferiores a los que se pueden obtener con la unidad SSD WD Blue de 250 GB.

Veredicto

No he probado la unidad UV400 contra la A400, pero está claro que debe de haber diferencias, pese a que las mismas sean muy pequeñas.

Sin embargo, lo interesante es que los precios y las fuerzas de la oferta y la demanda fluctúan tanto que es posible ver unidades UV400 por un precio ligeramente más barato que sus contrapartes A400 en varias tiendas online.

Así que si vas a comprar una de ellas, no cabe ninguna duda de que merece la pena investigar un poco.

Dejando a un lago la gama de Kingston, también es posible considerar algunas opciones excelentes de Samsung y WD.

Por ejemplo, la unidad WD Blue de 250 GB tiene un rendimiento más elevado en las pruebas estándar y ofrece una capacidad formateada más alta.

Herramienta

Además, también incluye una práctica herramienta de software que indica el estado de salud de la unidad y permite realizar pruebas de diagnóstico y no hay un equivalente a esto entre las unidades de Kingston.

En lo que respecta al precio, el Kingston SSD A400 de 240 GB se vende por unos 75 euros.

Por lo tanto, posee una excelente relación calidad-precio en caso de que quieras gastar lo menos posible. Sin embargo, si puedes estirar un poco más tu presupuesto, deberías valorar la unidad WD Blue de 250 GB.