Saltar al contenido

Samsung Galaxy Fold: ¿vale la pena comprarlo en 2020?

masculinea Soy el informático ninja. Mi corazón es un procesador, mi cerebro un disco duro, mis venas son cables. Mi senda es internet y mi destino reseñas y comparativas honestas.
Actualizado en enero, 2020

Samsung Galaxy Fold

El Samsung Galaxy Fold (¡con pantalla plegable!) marca el inicio de un nuevo factor de forma para móviles. Es posible que para muchos sea inaceptable y que tengan razones para pensar así. Sin embargo, si buscas lo último en tecnología de vanguardia, este Samsung plegable debería estar entre tus prioridades.

Ventajas
  • Factor de forma absolutamente molón.
  • Pantalla fantástica con HDR10+.
  • Seis cámaras (sí, ¡seis!).
Inconvenientes
  • Pliegue notable en su gran pantalla.
  • Precio elevado.
  • No dispone de 5G ni de almacenamiento ampliable.
SAMSUNG Galaxy Fold 5G 512GB Space Silver [18,5cm (7,3") OLED Display, Android 9.0,...
La mejor oferta que hemos encontrado por internet actualmente.

El Samsung Galaxy Fold es uno de los smartphones más emocionantes de este año, y finalmente he tenido la ocasión de utilizar este teléfono plegable. Antes sólo había podido verlo durante su lanzamiento, a cierta distancia y detrás de un cristal grueso.

Sin embargo, tan sólo unas pocas semanas antes de que el Galaxy Fold salga oficialmente a la venta, Samsung ha decidido que el terminal está listo para que sea analizado por los medios, aunque sólo durante un tiempo limitado.

Mis primeras impresiones sobre el Samsung Galaxy Fold son positivas. El mecanismo de plegado parece seguro, la gran pantalla de 7,3 pulgadas tiene un aspecto fantástico y no hay ninguna duda de que el hecho de que puedas plegarlo por la mitad para guardarlo en tu bolsillo (o casi) es muy guay.

Nos parece increíble que un móvil se pueda convertir en una tablet de más de 7 pulgadas a este nivel.

Sin embargo, también tiene ciertos aspectos controvertidos: es grande y pesado y, cuando el dispositivo está desplegado, puede verse bastante bien una raya en su pantalla. Así que sigue leyendo para averiguar cuál es mi opinión hasta ahora sobre este Samsung plegable…

Galaxy Fold plegando pantalla

Precio del Samsung Galaxy Fold

Si te interesa comprar el Samsung Galaxy Fold, su precio ronda los 2.100 euros. Esto hace que sea uno de los smartphones más caros del mercado. En cualquier caso, este precio es similar al del próximo Huawei Mate X plegable.

parte trasera

Dónde comprar Samsung Galaxy Fold barato

Estamos esperando que salga en España. Estate al tanto de las mejores ofertas que van a salir y que vamos a listar aquí mismo.

Puedes suscribirte al boletín para estar al día.

Diseño del Samsung Galaxy Fold

Samsung cree que el Galaxy Fold tiene el factor de forma más intuitivo de todos los teléfonos plegables, ya que la pantalla se pliega sobre sí misma para proporcionar una mayor protección, como si fuera un ordenador portátil.

Sin duda, este fabricante no se ha tomado a la ligera el desafío de diseñar su primer teléfono plegable. Éste es un teléfono que lleva preparándose 10 años, y que ha pasado por más de un millar de prototipos diferentes.

El plegado similar al de un libro parece una manera natural de abrir el teléfono, y sin duda es más fácil de coger que el Huawei Mate X. El motivo es que Huawei ha decidido usar el enfoque de diseño contrario a Samsung, con la pantalla mirando al exterior cuando el dispositivo está plegado.

Al abrir este Samsung plegable por completo, mostrará su pantalla de 7,3 pulgadas y la bisagra de 20 piezas y doble eje la fijará en su sitio, evitando que abras la pantalla más allá de los 180 grados.

Al plegarlo, el teléfono se cerrará con un sonido agradable, proporcionándote la seguridad de que no se abrirá de forma accidental dentro de tu mochila.

su pantalla

Samsung ha dedicado un montón de esfuerzo en diseñar la bisagra de doble eje, y le proporciona al dispositivo una sensación táctil con un movimiento suave entre sus dos estados posibles.

Además, la bisagra ha sido diseñada para soportar más de 200.000 plegados y desplegados, lo que supone 100 aperturas y cierres por día durante cinco años. Por lo tanto, es posible afirmar que la bisagra está hecha para durar.

No hay ninguna duda de que transmite sensación de robustez y de que es capaz de sobrevivir al plegado y desplegado reiterado. Además, es un buen detalle que la bisagra se oculte en el cuerpo de cada mitad del teléfono cuando está completamente abierto.

El sensor de huellas dactilares del Samsung Galaxy Fold está ubicado en el borde derecho de la mitad inferior del dispositivo cuando se encuentra cerrado, por lo que queda a la altura del pulgar y otros dedos, y se mantiene en esa posición cuando el teléfono está desplegado.

El sensor también actúa como botón Bixby cuando se aprieta, mostrándote directamente el asistente inteligente de Samsung.

dos móviles juntos

Encima del lector de huellas dactilares está el botón de encendido/bloqueo y los de volumen, también en posiciones fáciles de alcanzar. Por otro lado, en la base de este Samsung plegable encontrarás un puerto USB-C en una de las mitades del marco inferior, y un altavoz en la otra mitad. Sin embargo, no posee conector para auriculares.

Dispone de dos altavoces (el segundo está situado en el borde superior del teléfono), por lo que te proporciona un sonido estéreo ajustado por AKG y que presume de soporte para Dolby Atmos.

Aunque el Samsung Galaxy Fold tenga un diseño divertido y futurista, también es grande, voluminoso y pesado.

El Fold mide 62,9 por 160,9 por 17 milímetros, por lo que tiene el doble de grosor que la mayoría de los smartphones. Por lo tanto, no se deslizará con tanta facilidad dentro de un bolsillo, sobre todo si te gustan los pantalones vaqueros ajustados.

plegado

Por otro lado, pesa 269 gramos, por lo que se trata de uno de los dispositivos más pesados del mercado. Como comparación, el Galaxy S10 Plus pesa 175 gramos, el iPhone XS Max pesa 208 gramos y el Huawei Mate 20 Pro pesa 189 gramos.

En cuanto a los colores, este Samsung plegable está disponible en plata espacial, negro cosmos, verde marciano y azul estelar. Sin embargo, las versiones de color verde y azul son exclusivas del sitio web de Samsung.

Al sujetarlo con las manos, el cristal Gorilla Glass 6 del Galaxy Fold parece sólido, pero no produce la misma sensación de calidad que en sus hermanos S10, los cuales tienen un acabado más clásico al sujetarlos.

Como dije antes sobre el Samsung Galaxy Fold, el precio es una de sus mayores desventajas. Sin embargo, también tiene otros problemas menores, como el hecho de que es un enorme imán de huellas dactilares.

De hecho, tuve que estar pasándole un paño continuamente cuando lo probé. Además, el cuerpo de cristal súper-reflectivo muestra claramente las huellas.

Pantalla del Samsung Galaxy Fold

El Samsung Galaxy Fold tiene dos pantallas. La pantalla HD+ Super AMOLED de 4,6 pulgadas situada en la parte frontal (cuando el dispositivo está cerrado en “modo teléfono”) parece un poco pequeña según los estándares actuales, ya que la mayoría de los teléfonos disponen de pantallas con un tamaño de al menos cinco pulgadas.

Está hecha para parecer más pequeña gracias a los considerables bordes situados por encima y por debajo, lo que recuerda a los teléfonos de hace más o menos una década.

Se trata de un sacrificio necesario, ya que los componentes deben meterse en algún sitio. Sin embargo, la ventaja de este menor tamaño es que se puede usar fácilmente con una mano.

pantalla

Ahora bien, en términos de estética, no es muy agradable a la vista. En un mundo en el que los bordes están desapareciendo casi por completo, el aspecto de este teléfono es todo un recuerdo del pasado.

Y teniendo en cuenta los puntos negativos del Samsung Galaxy Fold, su precio puede hacer que muchos afirmen que el aspecto (al menos en el “modo teléfono”) no está a la altura.

La pantalla pequeña es brillante y nítida, ya que el panel Super AMOLED de Samsung proporciona un montón de color. Puedes navegar fácilmente por Android, y es útil para comprobar las notificaciones, lees mensajes y controlar la reproducción de música.

La pantalla de tablet más grande, que entra en juego cuando el teléfono está abierto, dispone de una capa de un polímero compuesto avanzado que está pegada al cuerpo con un adhesivo plegable.

Si lo quieres sólo para juegos, tal vez los smartphones de pantallas plegables se convierten en la nueva sensación para los que usan móviles para jugar como estos a día de hoy.

Sin duda actualizaremos esa comparativa si llega ese día.

Esto permite que la pantalla se pueda doblar. Además, se trata de la pantalla más delgada que ha fabricado Samsung.

Cuando el dispositivo está abierto, te recibe una pantalla Dynamic AMOLED de 7,3 pulgadas con resolución QXGA+ (QHD+) que es brillante, nítida y colorida. Además, soporta HDR10+, lo que proporciona una mejor experiencia de visualización de los vídeos que lo soporten.

Según Samsung, esta pantalla presume de la mejor relación de contraste del mundo, y tiene una excelente visibilidad en el exterior. Sin embargo, en mi caso sólo pude probar este Samsung plegable en un lugar cerrado.

interacción

Ahora bien, han una cosa bastante importante que hay que tener en cuenta en la pantalla: su pliegue.

Si ves la pantalla con cierto ángulo, hay una raya muy visible que cruza a lo largo de toda la pantalla por su mitad, justo donde se pliega. No se trata de algo que se pueda solucionar u ocultar, y tendrás que aprender a vivir con ello en caso de que optes por gastarte tu dinero en comprar el este Samsung plegable.

Dicho eso, el pliegue es mucho menos notable cuando ves la pantalla de frente (aunque sigue estando ahí). Y cuando ejecuté el Asphalt 8 para correr una carrera rápida, desapareció de mi vista al centrarme en la partida (por supuesto, llegué el primero).

Samsung dice que el pliegue no se hará más visible con el tiempo. Así que quienes teman esa posibilidad pueden descansar tranquilos. Sin embargo, eso es algo que sólo podrá saberse de verdad dentro de uno o dos años.

En cualquier caso, teniendo en cuenta las características del Samsung Galaxy Fold, el precio por el que se vende y la expectación que ha generado, sería toda una pena que el pliegue de la pantalla empeorase con el tiempo.

Interfaz y rendimiento

Hay varias maneras de usar el Samsung Galaxy Fold. Cuando está cerrado, el “modo teléfono” permite usar una única mano para hacer cosas como realizar llamadas y reproducir música.

La pantalla de 4,6 pulgadas funciona como la de un smartphone normal, por lo que las aplicaciones y los juegos funcionarán como cabría esperar. Eso sí, al tener disponible una pantalla más grande sin más que desplegarla, trabajar con la pantalla más pequeña puede parecer un poco escaso.

Pero tras abrir la pantalla del dispositivo en “modo tablet”, la pantalla más grande hará que usar las redes sociales, mandar mensajes, navegar por la web, jugar y editar fotos y vídeos resulte mucho más sencillo.

Cada vez que pasas de una pantalla a la otra, las aplicaciones compatibles seguirán tus patrones de uso para lograr una experiencia fluida. Por ejemplo, si ejecutas Google Maps en “modo teléfono” y luego abres el Fold, Google Maps se mostrará automáticamente en la pantalla grande.

su aspecto

Todas las aplicaciones que vienen pre-instaladas en este Samsung plegable (incluyendo la suite de aplicaciones de Google, WhatsApp y Microsoft Office) soportan la continuidad en el uso entre pantallas, y dependerá de los desarrolladores hacer que sus aplicaciones sean compatibles.

Samsung afirma que añadir la funcionalidad necesaria es sencillo, y que no implica que los desarrolladores deban volver a diseñar sus aplicaciones existentes (sólo tendrán que añadir características adicionales). Sin embargo, habrá que esperar para ver cuál es el nivel de adopción de esta funcionalidad.

Tampoco está claro cuántas aplicaciones soportarán la relación de aspecto 4:3 de la pantalla del Samsung Galaxy Fold en modo tablet, ya que es mucho más cuadrada que las pantallas que se pueden encontrar actualmente en los smartphones.

De hecho, puede ser necesario tener que esperar un poco hasta que las aplicaciones principales soporten esta relación de aspecto.

También puedes usar dos o tres aplicaciones distintas una al lado de la otra en el modo de ventana múltiple. Abre una aplicación con la pantalla grande y luego desliza tu dedo desde la parte central del lado derecho para abrir un panel de las aplicaciones compatibles. Pulsa en una y usará la mitad de la pantalla junto a la aplicación que ya está abierta.

Realiza la misma acción para mostrar de nuevo el menú de aplicaciones, pulsa en una tercera opción y esta aplicación ocupará la cuarta parte de la pantalla, justo debajo de la segunda, que también se reducirá al 25% del tamaño total.

A continuación podrás intercambiar las posiciones de las aplicaciones sin más que arrastrarlas y soltarlas. También podrás ajustar la anchura arrastrando la línea central de división de un lado al otro.

usabilidad

Esta opción funcionó bien cuando probé este Samsung plegable, y las aplicaciones se abrían y cambiaban su tamaño de inmediato. Esto demuestra las ventajas de poder tener varias aplicaciones abiertas en una pantalla grande.

Carga un juego (en mi caso, Asphalt 8) en la pantalla grande y el Galaxy Fold rotará la aplicación 90 grados automáticamente, forzándote a girar el dispositivo. Ahora bien, hay un motivo inteligente para esto, ya que proporciona una orientación más adecuada de los altavoces estéreo, lo que te ofrecerá una mejor experiencia de audio.

El Samsung Galaxy Fold se ha optimizado para el motor de juegos Unity, lo que significa que los juegos que se ejecutan en esta plataforma tendrán un rendimiento excepcional.

Bajo el capó, este móvil tiene potencia más que suficiente. En concreto, el Galaxy Fold tiene un procesador de ocho núcleos y 7 nanómetros con 12 GB de RAM. Eso quiere decir que Android 9 (con la interfaz One UI de Samsung) funcionará de forma fluida bajo tu dedo, y que las aplicaciones se abrirán con rapidez.

Nos imaginamos que una de la corriente ya es este tipo de teléfono contra las tablets fabricadas para jugar.

El Fold también incluye 512 GB de almacenamiento, lo que te proporciona un montón de espacio para aplicaciones juegos, películas, música, fotos y mucho más. En la mayoría de los casos, será más espacio del que llegarás a usar.

Ahora bien, en el caso de los usuarios más exigentes, hay que tener en cuenta que el Samsung Galaxy Fold no ofrece almacenamiento ampliable, por lo que estarás limitado a los 512 GB a menos que optes por mandar tus datos a la nube.

Aunque teniendo en cuenta las especificaciones en cuanto al hardware del Samsung Galaxy Fold su precio puede parecer más justificable, la ausencia de una ranura para tarjetas de memoria es difícil de comprender.

Cámaras y batería

El Samsung Galaxy Fold viene con seis cámaras (sí, seis). El trío principal se encuentra en la parte trasera del dispositivo, con un sensor principal de 12 MP (f/1.5-f/2.4, OIS) unido a uno con un teleobjetivo de la misma resolución (f/2.4, OIS) y un ultra-gran angular de 16 megapíxeles (f/2.2).

Se trata exactamente de la misma configuración que encontrarás en el Samsung Galaxy 10 y el Galaxy S10 Plus. Por lo tanto, el rendimiento debería ser excelente, aunque no pude probarlo en el Galaxy Fold porque no ejecutaba el software final.

cámaras

Por otro lado, en la parte frontal dispones de una cámara de 10 megapíxeles (f/2.2) situada sobre la pantalla de 4,6 pulgadas, con la que podrás sacar selfies o realizar una videoconferencia. Al abrir el dispositivo encontrarás dos cámaras situadas en un notch que ocupa la parte superior derecha de la pantalla.

Este notch dispone de una cámara de 10 megapíxeles (con las mismas especificaciones que la cámara para selfies) y otra de 8 megapíxeles (f/1.9) con sensor de profundidad que proporciona la información para el desenfoque del fondo en el modo Live Focus de Samsung.

Las ventajas de disponer de una gran pantalla con relación de aspecto 4:3 en lo que respecta a la fotografía están claras. En primer lugar, dispondrás de una previsualización de gran tamaño, lo que te proporcionará una indicación clara del aspecto que tendrá la foto antes de apretar el botón de disparo.

Por otro lado, la relación de aspecto 4:3 coincide con la de las cámaras, y por tanto con la de las imágenes finales. Eso quiere decir que podrás ver en pantalla lo mismo que obtendrá la cámara, usando toda la pantalla y sin bandas negras de relleno que malgasten el espacio.

Pasando a la batería, este Samsung plegable rompe de nuevo con la tradición e incluye dos baterías, una en cada mitad.

Las dos baterías se combinan para proporcionar una capacidad total de 4,380 mAh. Según Samsung, esto debería proporcionar energía durante todo un día, aunque eso dependerá en buena medida de cómo uses el teléfono. Por ejemplo, si pasas la mayor parte del tiempo usando la pantalla de 7,3 pulgadas, es previsible que la batería se agote con mucha más rapidez.

samsung galaxy plegable

El Samsung Galaxy Fold soporta carga inalámbrica, y dispone de la misma función Wireless PowerShare que el Galaxy S10 y el S10 Plus. Esto te permitirá cargar otros dispositivos compatibles con carga inalámbrica en la parte trasera.

Incluso dispone de un pequeño imán junto a la bobina de carga para mantener en su sitio a otros dispositivos (como los Galaxy Buds), lo que con suerte evitará que se deslicen fácilmente.

Lo que viene en la caja

Como he mencionado varias veces al hablar del Samsung Galaxy Fold, su precio es elevado. Sin embargo, al menos viene empaquetado como corresponde a un teléfono de gama alta. En concreto, la caja está hecha de un material ecológico, y está adornada con imágenes en relieve del Fold.

Ábrela y accederás al teléfono, al cargador y al cable, pero hay más cosas: Samsung también incluye un par de auriculares inalámbricos Galaxy Buds (con un precio de unos 150 euros) junto con una carcasa delgada, ligera y resistente para proporcionar algo más de protección este Samsung plegable.

Además, todos los compradores del Galaxy Fold recibirán un año de seguro gratuito mediante el programa Samsung Care Plus, el cual te cubre contra daños accidentales o provocados por el agua. Por último, con este teléfono también se incluye un año de suscripción a YouTube Premium.

Veredicto

El Samsung Galaxy Fold es una novedad emocionante dentro del mercado de los smartphones, rompiendo el estático molde rectangular al que nos hemos acostumbrado, y proporcionando dos pantallas, dos baterías y seis cámaras.

A la hora de comprar el Samsung Galaxy Fold, su precio es uno de los aspectos más negativos (como ocurre siempre con la primera generación de todas las tecnologías).

Además, la mayoría de la gente destacará otros puntos negativos, como su tamaño, su peso, el pliegue de la pantalla y los bordes alrededor de la pantalla más pequeña. Y para algunos, una o más de esas desventajas pueden resultar críticas.

Siempre estamos a la última, por esto te parecerá interesante suscribirte a nuestro boletín para nuevos gadgets. O en su defecto, estar pendiente de los últimos modelos de smartphones que salgan al mercado.

Sin embargo, este Samsung plegable es más que un teléfono. Junto con el Huawei Mate X y otros modelos que están por llegar, marca el inicio de un novedoso y emocionante nuevo factor de forma para móviles que irá mejorando y bajando de precio a lo largo de los próximos 12-18 meses (gracias a lo cual podrás llegar a tener este teléfono).

No obstante, si quieres disfrutar ya mismo de una pantalla plegable, el Samsung Galaxy Fold te la puede proporcionar… Y resulta impresionante.

La verdad es que publico pocos artículos porque me los curro mucho.

¿Te aviso sobre nuevas noticias tecnológicas y comparativas de gadgets actuales?

* Usamos MailChimp como plataforma de mercadotecnia. Al pulsar el botón de suscripción aceptas que tus datos se transferirán a MailChimp para poderte enviar los boletines de acuerdo con su política de privacidad y términos (leer aquí).

¿Tienes dudas sobre cuál comprar según tus necesidades?

Te resolvemos las dudas cuando dejes un comentario en este apartado.